La autosuficiencia del tráfico de armas


La autosuficiencia del tráfico de armas

Presentación del tema


Introducción


En el año 2007, en el mundo había 875 millones de armas de fuego en circulación. Sólo el 9% de esas armas fueron registradas ante autoridades pertinentes. De esas 875 millones el 79% no está en manos de agentes de seguridad o de la ley.[1] Esto pone en gran tela de duda no solo la capacidad de los estados para asegurar el monopolio de la fuerza, sino también evidencia que la cooperación internacional (enfocada al tráfico de armas) y el institucionalismo que de ella emana no han sido lo suficientemente eficaces. Ambas cuestiones vienen desde el hecho que el tráfico de armas pequeñas y cortas, sus partes y munición es la tercera actividad ilícita con más remuneración.[2][3]


          Ahora definiremos qué son las armas pequeñas y ligeras. Las armas pequeñas y ligeras se caracterizan por la posibilidad de ser cargadas y usadas por una sola persona; es decir son portátiles. Dentro de esta categoría encontramos revólveres, pistolas semiautomáticas, rifles de asalto, de precisión, carabinas, subametralladoras, ametralladoras ligeras (armas pequeñas), lanzagranadas de mano, granadas de mano, minas, lanzamisiles portátiles, ametralladoras pesadas, rifles antitanque y antiaéreos (armas ligeras). [4] Una vez definidas las armas, delineamos qué construye el concepto de tráfico de armas. Este tipo de tráfico no sólo se caracteriza por el contrabando de armas en sí, sino que se extiende a sus partes, refacciones, aditamentos, munición y componentes de la munición. [5]


 

Caso


Evidentemente el tráfico de armas es un fenómeno de procedencia global, pues desde los países más fáciles de sospechar tanto como los más “virtuosos” han tomado parte en el tráfico de armas. Para ilustrar, este ejemplo se concentrará en el tráfico de armas originado en los Estados Unidos entre los años de 2010 y 2015.


A primera instancia, antes que evaluar números, es sumamente necesario resaltar la obviedad sobre lo diminuto de los resultados procedentes de las interferencias burocráticas para evitar el tráfico ilegal de armas como lo son licencias de exportación, importación, fabricación, ensamblaje y transporte. Duro pero cierto, dentro del caso los verdaderos traficantes de armas nunca aplican a los procesos burocráticos para adquirir licencias. En realidad son los fabricantes, distribuidores y vendedores legítimos quienes sí son castigados por este cuerpo burocrático dado a que han presentado tendencias a burlar estos procesos burocráticos para aumentar sus volúmenes de venta; todo dentro de un ambiente legal.


En segunda instancia está la manera en la que trafican las armas. Resulta bastante ingenioso, pues los traficantes estadounidenses han creado una cadena de suministro no solo en los EEUU, sino en el mundo. Todo comienza en EEUU con la compra en línea y en físico de partes para construir un arma de fuego o su munición: recibidor, cerrojo, percutor, cañón, cargador, casquillos, ojivas, pólvora, etc.


El siguiente paso ocurre previo a la transportación y es modificar ligeramente las piezas con maquinaria especializada para que cumplan con ciertas normativas de exportación que no requieren licencia. Utilizando la alteración física para aprovechar los causes de la ley o simplemente recurriendo al binomio corrupción-contrabando, los traficantes lograban llevar sus productos a través de mar y tierra a todas las regiones del mundo sin excepción. Las armas y la munición alcanzan su destino en piezas y es ahí mismo donde son ensambladas para ser usadas de inmediato o ser reexportadas.


Retomando el binomio de contrabando-corrupción, se hallan dos áreas gravemente endebles que habilitan el tráfico de armas. Hablamos del transporte marítimo y de importadores legales de armas de fuego.


Sencillamente se podría deducir que la misma corrupción que ocurrió dentro de una empresa de transporte marítimo para que un contenedor llevara cientos de piezas de fusiles de asalto AR-15 y miles de municiones 5.56mm de los EEUU a África subsahariana, haya ocurrido para que una importación totalmente legal de piezas de pistolas Beretta fabricado bajo licencia fuera de Italia hayan sido desviadas, ensambladas y revendidas a grupos guerrilleros e islamistas. En otras palabras, el problema de tráfico ilícito de armas no sólo yace en actores invisibles de lo clandestino, sino que en él también participan actores legales, visibles y primarios como lo son los estados y el gran sector industrial armamentista. [6]

 

 

Dimensiones Teóricas del Caso


Para esto, partimos de dos acuerdos internacionales que les incumbe la regulación del comercio de armas pequeñas y ligeras: Tratado de Comercio de Armas y el Protocolo de Naciones Unidas contra la manufactura y tráfico ilegal de armas de fuego. Estos documentos surgen como instituciones internacionales que miden el comportamiento de los estados conforme a la veracidad de sus reportes. Presionan a los estados firmantes a registrar las armas que exporten e importen con la reserva de que los mismos estados tienen el derecho para diseñar el sistema bajo el cual mantendrán la administración y el registro.
 [i]Esto nos guía teóricamente al Institucionalismo de las relaciones internacionales, puesto que las instituciones vienen a la vida fruto de un interés en común por parte de los Estados. En principio estos dos tratados tienen como punto de mira la cooperación la que a su vez apunta a una reducción de costos. Segundo a la reducción de costos de los estados viene la flexibilidad de estas instituciones como actores dado que su papel dentro de la reducción de costos de operación es activamente dinámico.


 El motivo para tomar a grandes rasgos teóricos el institucionalista dentro del funcionamiento de este régimen compuesto por instituciones internacionales es lo siguiente: su continua función para abaratar los costos de los procesos cooperativos.[7] El Tratado de Comercio de Armas, pero más que  nada el Protocolo de Naciones Unidas contra la manufactura y tráfico ilegal de armas de fuego servirán para ilustras las siguientes imperfecciones del institucionalismo que posteriormente se conectará con la Teoría del Sistema Mundo.


Primero el hecho de que las instituciones internacionales siguen un patrón estructural dada su inherente naturaleza a abaratar la convivencia internacional. La manera en la que abarata la convivencia es mediante resultados anticipados. Es decir, las instituciones regulan el comportamiento de los estados bajo el Derecho Internacional que de ellas emana y de esta manera producen resultados anticipados o predecibles en el comportamiento de los estados. Pero por otra parte algunos estados también regulan hegemónicamente el comportamiento de ciertas instituciones internacionales para así convertirlas en resultados anticipados y predecibles.


Segundo es la falsa promesa de paz que dan las instituciones. Sí es un hecho que no hay más guerra total entre estados, pero los conflictos de interés y la violencia siguen en nuestro mundo. Y esto se debe a que el conflicto abierto y constante nunca tuvo una jerarquía efectiva entre las unidades políticas contendientes. Elaboraron las instituciones para facilitar la cooperación y comunicación internacional pero no en ansias de paz, sino con el enfoque de hacer más eficiente la resolución de conflictos de interés. Por otra parte fue un hecho para aceptar la interdependencia económica que hay entre unidades políticas desde hace siglos. [8][9]


Esto resalta el dinamismo de las instituciones internacionales. Se ha dicho que siguen patrones y sí, pero estos cambian con el tiempo, así como los intereses. Como hemos dicho, las instituciones han sido un medio para constatar y perpetuar los conflictos de interés de una manera más eficiente. Así es como ciertos estados siguen mediando el alcance de su hegemonía a través del consenso y la coerción del Derecho Internacional fruto de las instituciones internacionales.


 Pero las instituciones, siendo dinámicas, pueden hacerse valer y extender dicha hegemonía de mano de la coerción para mantener un estatus de convivencia internacional y una manera resolución de conflictos de interés. Un ejemplo de ellos son las sanciones económicas como el Embargo Cubano o las sanciones a Rusia e Irán. En otros extremos hallamos coerción aún más violenta como la intervención de la OTAN en Yugoslavia o la Coalición aprobada por Naciones Unidas para la Guerra del Golfo. Y esto gracias a los 3 niveles de sistema de leyes que tienen estas instituciones: Fabricación de leyes (dimensión de consenso), aplicabilidad de las leyes (dimensión de consenso) e imponer la ley (dimensión coercitiva).


En pocas palabras, algunas instituciones sirven como instrumento por donde se derrama la hegemonía de ciertos estados. Esto es proprio de la capacidad de tales estados a velar siempre por mantener ventaja en condiciones materiales e intelectuales. Dichas condiciones materiales se convierten en el desarrollo no solo económico sino intelectual. Con esta herramienta las instituciones se han vuelto lo que conocemos un soft-power. Vía este tipo de hegemonía es cómo se perpetúan las relaciones de poder.


Esto lo vemos en el sentido neo-gramsciano de ver las instituciones como un espacio para batir los intereses de tendencias hegemónicas opuestas. Esto presupone lo difícil de creer que los estados dominantes en toda voluntad deleguen la totalidad de su hegemonía a las instituciones internacionales puesto que estas naturalmente son espacios para el balance de poder. Y ya que existe la posibilidad de obtener ganancia al interior de esta polity, un estado fuerte y su hegemonía se puede hacer valer por consenso o por coerción. [10] Previo a la conexión entre las imperfecciones del Institucionalismo y la Teoría de Sistema Mundo, se hará un esbozo de dicha Teoría en cuestión de lo deseado en este ensayo.


En su Teoría del Sistema Mundo la división mundial del trabajo había pasado ya por el fin del del feudalismo. La crisis del feudalismo se englobó en un sistema de comercio internacional y capitalista. Ciertos feudos amasaron suficientes capacidades materiales como para manipular con consenso y dominar los trazados comerciales y la distribución de lo que por ellas rodaba. De cierta manera aquí se formaron unos feudos a imagen de centro donde dominaban de manera directa a su periferia y de manera indirecta a su periferia.
Estas últimas dependían del centro en proceso de urbanización como foco de la demanda de consumo de productos producidos en la urbe y en el campo. El campo a causa de la migración urbana y obrera aumentó la producción dada la eficiencia de menos granjeros. 


Una vez superada la crisis del feudalismo, la economía agricultora se urbanizó por completo. Con la industrialización resultante vino la realización de las necesidades para un crecimiento constante del centro mediante la expansión mercantilista. El control político que había sobre las periferias y las semi periferias había permanecido, pues estas prácticas son inherentemente capitalistas y se tiene que remarcar que el feudalismo cayó, pero el capitalismo perduró.


La Economía mundo surge de estas estructuras de dominación mercantil feudal, pues las semiperiferias, periferias y centros mantuvieron su posicionamiento político y económico. Los centros con gobiernos, ejércitos y burocracias fuertes, con alcance transfronterizo, dotaban a la clase burguesa de la libertad para consumar poder sobre el comercio internacional y así extraer ganancia bajo un comercio injusto.


Las periferias se caracterizan por inestabilidad interna o social por alta la disparidad de clase, gobiernos débiles y economías extractivistas dependientes de la demanda del centro por sus materias primas. Las semi periferias las caracteriza ser un buffer entre la periferia y el centro. Son buffer a medida que tienen cierto grado de explotación a estados periféricos en su región, lo que lleva a tensiones con el centro.


Finalmente las Áreas Externas como Rusia o China que han logrado mantener su propio orden económico paralelo con la Economía Mundo.[11]. Dentro de la Economía Mundo observamos el lado político del Capitalismo; un sistema económico que ha sobrevivido a la transición de sistemas políticos. Lo que le da un gran espacio estructural para operar lo que a su vez lo ha hecho difícil de controlar por las entidades políticas internacionales. Esta disparidad sistémica entre lo económico y lo político se basa en la absorción de costos o pérdida económica por las entidades políticas, mientras el Capitalismo acumula. A este esquema de costos y ganancias le es inherente el concepto de un estado fuerte. Un estado fuerte completa el binomio. Lo hace en la medida que como entidad política que absorbe y resiste los costos que tiene la continua reproducción del capital. De esta manera procura la reproducción del estatus quo de la Economía Mundo.[12]


Primero abordamos la visión de que las entidades políticas, estatales o institucionales, absorben los costos de la operación de la Economía Mundo. Dentro del proceso mercantilista de la economía moderno tenemos grandes patrocinios de los estados a las compañías mercantes. Justo así los estados continuaron patrocinando o “absorbiendo los costos” de la expansión capitalista de sus burguesías. La manera en la que las instituciones internacionales ayudan a la expansión capitalista de ciertas burguesías ya no es con patrocinio, sino en ocupar ciertas tareas que eran índole del estado. El estado achicado y con un rango de operación más eficiente, la expansión del capital burgués y nacional toma una nueva bocanada de aire, pues las instituciones en vez de dotar de recursos aúnan al ahorro de recursos ya existentes.


Comparación


Con lo anterior dicho, procedemos al entrecruce de las imperfecciones del Institucionalismo con la Teoría del Sistema Mundo. Constantemente ronda por las imperfecciones del Institucionalismo el hecho de que la resolución de conflictos de interés entre el centro, semiperiferias o Áreas Externas configure, sino en su totalidad, gran parte del funcionamiento estructural de las instituciones internacionales. Se agregó por igual que su dinamismo salta entre el consenso y la coerción para hacer efectiva la hegemonía de los estados centrales. El dinamismo se aplica más de acuerdo con la condición de la unidad política en cuanto a la periferia o semi periferia de la Economía Mundo. Como vimos con el periodo feudal, lo que pereció ser una semi periferia recibía un control indirecto no coercitivo por parte del centro; hubo consenso. Mientras que con la periferia el brazo burocrático y militar del centro hace vale la hegemonía bajo la coerción.
Se hablo de cómo las instituciones emanan de un desarrollo intelectual que se logró por condiciones materiales adquiridas bajo las prácticas de la Economía Mundo. Esto es el soft-power o desarrollo intelectual que exhalan las instituciones internacionales regulando así el comportamiento de los estados en la semi periferia y en la periferia de una manera biopolítica. Los estados del centro y los de las Áreas Externas con una hegemonía cultural o gramsciana modernizaron la economía mundial con la división mundial del trabajo, pero así también incrustaron cualidades políticas a los sitios geográficos de la Economía Mundo, pues sólo así se podría habilitar el crecimiento continuo. Es decir, se necesitaban de burocracias fuertes en el centro para mantener control sobre las débiles e inestables de las periferias

Pregunta de investigación: ¿Será posible aseverar que dada la disparidad sistémica de la Economía Mundo que las Instituciones Internacionales fallan para controlar una acumulación de capital a través es el tráfico de armas?

 


Conclusión


Con lo anteriormente dicho, la crítica se discurre hacia el carácter institucionalista del Tratado de Comercio de Armas y del Protocolo de Naciones Unidas contra la manufactura y tráfico ilegal de armas de fuego. Como instruye el Sistema Mundo de Wallerstein y como vemos en este caso, las entidades políticas como estas dos se dedican a la reducción de costos, es decir su absorción.
Esto se observa en el caso en la medida en que no solo los traficantes, sino que también las empresas manufacturares de armas, transportistas y los mismos estados indirectamente se benefician económicamente del tráfico ilícito mientras las instituciones mencionadas absorben el costo de alguna manera monitorear esta actividad.


Pero las instituciones no solo absorben los costos porque esta sea su único propósito, sino porque a lo largo de este ensayo se ha esbozado como las imperfecciones del Institucionalismo a la luz de la Teoría de Sistema Mundo parecen tener un sentido. Un sentido que apunta hacia esa hegemonía cultural-gramsciana que se vino construyendo desde la economía feudal y que se dirige siempre hacia el crecimiento y la acumulación. Que la principal habilidad de las instituciones sea ablandar o hacer más eficiente el resolver conflictos de interés entre estados privilegiaos. Con el tráfico de armas vemos patrones de procedencia de las armas, de las licencias y del usuario final.


Por ejemplo, la milicia de Sahel, un brazo del Daesh en el norte de África presenta un arsenal de ametralladoras ligeras PKM, pesadas DShK, lanza misiles RPG de licencia china pero de manufactura libia. También presentan fusiles de asalto FN FAL de licencia belga por la Fabrique Nationale d’Herstal pero al igual que las armas de licencia china, son de fabricación libia.[13]
En Afganistán y Pakistán la milicia Baloch, supuestamente aliada con Al-Qaeda cuenta con armamento compuesto de rifles de patrón AK y SVD de procedencia Rusa y China, pero también con fusiles G3 de licencia alemana pero de fabricación pakistaní. Estos fusiles G3 pakistaníes son en pocos números dado el tipo de munición que usa es escasa. Dicha munición es la 7,62x51mm OTAN y es un cartucho poco común en la región a comparación de los cartuchos de origen soviético como el 7,62x39mm y el 7,62x54mm [14]
Y en Siria, es casi un coctel por parte del Daesh. Portan rifles de asalto patrón AK y ametralladoras patrón PKM de procedencia china e iraní, pero también con rifles de asalto AR15 de fabricación iraquí bajo licencia norteamericano. Para las armas cortas, Daesh presenta pistolas de FN, Beretta, Glock, Fegarmy y HiPoint en los calibres 9mm y .45 ACP. Todas estas no poseen intermediario, sino que vienen directamente de los respectivos fabricantes en Bélgica, Italia, Austria, Hungría y los Estados Unidos. [15]


Para un caso más local tenemos la reexportación de fusiles estilo AK de EEUU a México procedentes de Hungría. Como se mencionó en estos rifles de asalto son el perfecto ejemplo del caso mencionado al principio del ensayo. Estos fusiles de asalto estilo AK en calibre 7,62x39mm son traídos en piezas desde Rumanía a los EEUU de manera legal para el mercado civil de armas de fuego de ese país. Estas piezas son compradas legalmente por estos anillos de tráfico y distribución. Las modifican y las hacen llegar a los cárteles.[16] Dentro de todos estos casos detectar el origen de la munición es casi imposible, pues la mayoría ni siquiera es de nuevos lotes, sino superávit de producciones pensadas en conflictos anteriores.


El tráfico de armas como una práctica mercantilista y de acumulación que sigue el patrón de intercambio dado por la Economía Mundo del la Teoría de Sistema Mundo. Con los ejemplos recientes vemos como el origen de las armas y su licencia fluctúa en cuanto a su procedencia. Unos vienes de estados del centro ya sea por fabricación o por licencias otorgados y otros de las semi periferias por lo general fabricados bajo licencia.


Pero en general el centro y la semi-periferia mediante el tráfico de armas mantienen un estatus que les permite mantener el enriquecimiento a costa de las periferias.  De esta manera logran mantener en las periferias un gobierno y tejido social constantemente inestables. Mediante la provocada inestabilidad el tráfico de armas se hace posible gracias a gobiernos débiles y sumisos y a estados con fuertes condiciones materiales e intelectuales; asunto que solo perpetua la inestabilidad en la periferia. Estas condiciones con el tiempo acompañaron al capitalismo a discurrir diferentes regímenes políticos que permiten su expansión.
La crítica se halla en que el régimen del Institucionalismo es solo una nueva manera de los estados privilegiados para perpetuar su crecimiento con una manera más eficiente de resolver los problemas. Dadas las condiciones posteriores al fin del colonialismo con la independencia no solo de Latinoamérica sino de África y del Sudeste Asiático, las maneras de los viejos imperios ya no podían mantener una jerarquía efectiva debido al desgaste.


Para recobrarse del desgaste y hacer más eficientes las disputas por conflictos de interés se crearon Instituciones Internacionales que regirían el comportamiento de algunos, pero tendrían su comportamiento regido por ciertos. Esto se observa en lo ejemplificado con el caso de armas, pues ambos, El Tratado de Comercio de Armas y el Protocolo de Naciones Unidas contra la manufactura y tráfico ilegal de armas de fuego han sido efectivos en castigar a ciertos países como Bielorrusia, Armenia, Afganistán y Myanmar. [17]Pero al mismo tiempo no hemos sido testigos o lo hemos sido reducidas veces de sanciones a países como Bélgica, Alemania, Estados Unidos o Italia. [18]
Es decir, las instituciones intentan moldear el actuar de estados verdaderamente semi periféricos y periféricos pero rara vez o nunca castigan a los estados centrales. De manera se evidencia cómo las instituciones internacionales sirven para conseguir el crecimiento extendido de los estados centrales. En ellas se puede ver que continua el patrón de roces entre centros y semiperiferias por intereses geoeconómicos a costa del desarrollo de la periferia.


En sí, también parecería no interesar que se mantenga monopolio de la fuerza en países periféricos que son destino de armas traficadas desde el centro y la semi periferia. Sin ese monopolio de la fuerza no puede haber estructuralmente un estado efectivo. Al mantenerse la ineficacia del estado, las burguesías y clases políticas de cada sitio geográfico se mantienen habilitadas para acumular.

 

 

_________________________________________________________________

Autor: José María Arrieta Laborde

 

Bibliografía:

[1] ATT (2020), Treaty Text, articles 3 and 4. https://thearmstradetreaty.org/treaty-text.html
 
[2] Vardi, (2010). The World’s biggest illicit industries, Forbes. https://www.forbes.com/2010/06/04/biggest-illegal-businesses-business-crime_slide.html#1a8f444760a2
 
[3] Small arms survey, (2007). http://www.veganpeace.com/gun_control/gunsworldwide.htm
 
[4] JSTOR, (2019). Topic: Small Arms. https://0-www-jstor-org.biblioteca-ils.tec.mx/topic/small-arms/?refreqid=search%3A9d3d34fc4a83d47bf5bea51efd67fa27
[5] JSTOR, (2019). Topic: Arms smuggling. https://0-www-jstor-org.biblioteca-ils.tec.mx/topic/arms-smuggling/
[6] Schroeder, Matt (2017). Dribs and Drabs. The Mechanics of small arms trafficking from the United States Small Arms Survey, JSTOR.
[7] Keohane, R., & Martin, L. (1995). The Promise of Institutionalist Theory. International Security, 20(1), 39-51.
 
[8] Keohane, R., & Martin, L. (1995). The Promise of Institutionalist Theory. International Security, 20(1), 39-51.
 
[9] Wendt, Alexander.  (1995). Constructing International Politics. International Security
 
[10] Nitsan Chorev and Sarah Babb. (2009). The Crisis of Neoliberalism and the Future of International Institutions: A Comparison of the IMF and the WTO. -, de Theory and Society, Vol. 38, No. 5 (Sep., 2009), pp. 459-484
[11] Immanuel Wallerstein. (1976). The Modern World-System: Capitalist Agriculture and the Origins of the European World-Economy in the Sixteenth Century. -, de New York Academic Press
[12] Wallerstein, Immanuel (1976). The Modern World-System: Capitalist Agriculture and the Origins of the European World-Economy in the Sixteenth Century. New York: Academic Press, pp. 229-233
[13] Calibre Obscura. (2020). The Weaponry of IS West Africa: Raiders in the Sahel (Pt 3). ., de Calibre Obscura Sitio web: https://www.calibreobscura.com/weapons-of-is-west-africa-isgs-sahel-pt-3/
[14] Calibre Obscura . (2020). Insurgents in the Mountains: Arms of Baloch Separatists. -, de Calibre Obscura Sitio web: https://www.calibreobscura.com/insurgents-in-the-mountains-arms-of-baloch-seperatist-bla-bras/
[15] Calibre Obscura . (2020). Covert Operations: The Arms of ISIS Insurgents in Syria (2019). -, de Calibre Obscura Sitio web: https://www.calibreobscura.com/covert-operations-the-arms-of-isis-insurgents-in-syria-2019/
[16] InSight Crime. (2011). Gunrunners: Arms traffickin to Mexico. -, de InSight Crime Sitio web: https://www.insightcrime.org/investigations/gunrunners/ https://www.insightcrime.org/images/PDFs/2016/GunRunners.pdf

[17] GOV.UK (2012) Current trade sanctions, including arms embargoes and other restrictions. https://www.gov.uk/guidance/current-arms-embargoes-and-other-restrictions

[18] UNSC (2018) Arms Embargo. https://www.un.org/securitycouncil/sanctions/2206/exemptions/arms_embargo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario